top of page
  • Foto del escritorSandra Abella

Sexualidad saludable en la etapa de la serenidad

El sexo puede ser una experiencia emocional poderosa y una gran herramienta para proteger o mejorar la salud a todas las edades. Pero a partir de los 50 la sexualidad puede presentar desafíos.


Con el conocimiento sobre uno mismo y una mente abierta, se puede seguir disfrutando de una vida sexual física y emocionalmente satisfactoria, ya que el sexo no es cuestión de edad, sino de deseo. La intimidad sexual en la vida adulta no entiende, ni de género, ni de edad, y se puede disfrutar de una vida sexual saludable durante el tiempo que se desee.


En cualquier etapa de la vida, la actividad sexual ayuda a mejorar la salud mental y física, ya que ayuda a la quema de grasas, libera endorfinas y reduce la ansiedad, colabora a aumentar la vida útil y la calidad de vida de las personas.


Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, envejecer es:

“ la consecuencia de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo que lleva a un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales (…)”

Pero, no necesariamente estos efectos son exactos en una edad específica.

Dependiendo las condiciones de su entorno social y los hábitos saludables que se hayan adoptado durante los años anteriores, e incluso en sus hábitos presente, algunos adultos mayores pueden disfrutar de excelente salud y una sexualidad activa.


Por lo tanto, cada persona puede llevar su vida sexual activa de manera saludable en función de que preferencias y que valores, en el desarrollo de la misma.

La sexualidad cambia a partir del nacimiento, cada año, cada mes y cada minuto...

cambia no sólo por cambios físicos, como pueda ser el envejecimiento, sino por experiencias, ciclos hormonales, medicamentos, aprendizajes, fantasías...

La maduración del cuerpo provoca cambios, a los que no debemos de temer

sino interiorizarlos y adaptarnos a ellos.

“El sexo después de los 50 puede ser el mejor sexo de tu vida”. —Iris Krasnow

¿Por qué la menopausia aumenta el deseo sexual y la lujuria?

Una vez pasados los 50 años, las mujeres experimentan un chute de confianza en sí mismas y se sienten más sexis. Esto las hace sentir más liberadas, felices y capaces de todo. Sus vidas cambian a mejor y también sus relaciones con los demás. La edad, en este caso, da experiencia y seguridad. Uno ya ha pasado mucho tiempo y ahora quiere divertirse. Esto se traduce en que las mujeres dejan de tener tabúes y optan por probar y experimentar.

Está en el mejor momento de sacar el máximo partido a la relación sexual.


Y a los hombres de 50... ¿les ocurre lo mismo?

Se dice que la edad da la experiencia, pero no siempre, aunque en el caso del sexo parece que es así, aunque hay matices.

Existe una correlación muy fuerte entre el envejecimiento de los hombres y la reducción de su funcionamiento sexual, pero no entre su edad y su satisfacción sexual.

Muchos pensarán que los 50 es una buena edad. Hemos alcanzado una madurez que muchos jóvenes desearían para sí mismos. Otros pensarán que, al pasar el medio siglo, han perdido juventud y energía.


Lo que está claro es que no podemos volver hacia atrás y no nos queda otra que cuidar de nuestra salud y disfrutar de la mejor manera de las posibilidades y oportunidades que tengamos; todo ello, con independencia de nuestro año de nacimiento.



17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page